Jamón Ibérico y Embarazo

¡Hola artesan@s!

Hoy queremos hablaros de un tema que interesa sobretodo a nuestras artesanas. Es un tema delicado ya que hasta hace poco no habían estudios sobre el tema. Hoy os hablaremos sobre el jamón ibérico y embarazo.

Como decíamos hasta hace poco a todas las mujeres embarazadas se les prohibía comer jamón ibérico a no ser que estuviera previamente congelado. El motivo es por la posible contaminación de toxoplasma gondii en la carne que provoca la toxoplasmosis. La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa que puede causar infecciones leves y asintomáticas, así como infecciones mortales que afectan mayoritariamente al feto. El hecho de congelarlo hacía que desapareciera el toxoplasma en caso de que la carne estuviera infectada.

Blog ADNartesano - Jamón ibérico y embarazo - Embarazo

El jamón curado se ha incluido en estudios de la toxoplasmosis dentro de grupos como «carne sin cocinar» o «cerdo curado» que incluía carnes crudas, embutidos y salchichas que no se elaboran ni pasan los diferentes procesos como el jamón curado. Al determinar que en estos últimos alimentos el parásito sobrevivía al proceso de elaboración y de esta forma podía transmitirse a la madre, todos los alimentos de estos grupos pasaron a prohibirse, incluido el jamón curado.

Sin embargo desde hace unos cinco años se vienen realizando diferentes estudios para tratar de excluir el jamón curado de estos grupo y demostrar que el jamón ibérico es un producto apto para embarazadas.

JAMÓN IBÉRICO Y EMBARAZO: SÍ SE PUEDE

Esta es a la conclusión a la que se llega después de realizar los siguientes estudios:

Univerdidad de Zaragoza: relación entre el proceso de curación y supervivencia del parásito Toxoplasma gondii

Este estudio se llevó a cabo con cerdos naturalmente infectados con el parásito Toxoplasma gondii. Después de analizar la presencia de este parásito en el jamón fresco estos se han sometido a un proceso de curación en instalaciones controladas en una empresa de curación de jamones.

Blog ADNartesano - Jamón ibérico y embarazo - Jamón serrano

Los jamones se analizaron a los 7 y los 14 meses de curación, que es cuando se comercializa este producto, y no se encontró rastro alguno del parásito, por lo que su consumo supone un riesgo mínimo de contagio. Así mismo, el estudio pone en evidencia la importancia del tiempo de curado en la eliminación del parásito, y señala la necesidad de realizar más estudios en otros productos y con otros tiempos y métodos de curación.

Este estudio fue publicado además en la revista científica Journal of Food Protection.

Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (TEICA) y Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)

El TEICA junto con el SEGO colaboran desde el 2012 en el estudio de la toxoplasmosis en el jamón curado y su posible consumo en las mujeres embarazadas.

En las primeras conclusiones de su estudio afirman que «comer jamón ibérico de bellota es positivo para las embarazadas ya que debido a su proceso de curación no tiene riesgos de toxoplasmosis«. Concluye diciendo que «los factores que eliminan la toxoplasmosis en el jamón ibérico son los largos procesos de curación».

En este vídeo podéis ver cómo hablan del asunto y en concreto de estos dos estudios:

Ya veis como jamón ibérico y embarazo no son tan incompatibles, pero cómo siempre, consultar con vuestro especialista para que os aclare todas vuestras dudas.

Un pensamiento en “Jamón Ibérico y Embarazo

  1. Estefania

    E comido salchichón ibérico pero no estaba bien curado según decía mi padre y creo que puedo estar embarazada de unas semanas y me preocupa por el tema de la toxoplasmosis

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*